Cinco maneras para volver fácil a la rutina del gimnasio

Yoga

¿Tú también dejaste de lado el gimnasio durante las navidades? Teniendo en cuenta que en España las navidades duran unas tres semanas, es mucho tiempo sin hacer deporte. Aunque pensarás, ¿y todos los paseos por las tiendas para hacer los regalos? pues eso cuenta, pero claro, no de la misma manera. Yo lo dejé y me está costando mucho volver a la rutina que ya tenía, pero tengo unos pasos a seguir que igual te ayudan tanto como a mi.

fitness woman

Márcate un objetivo

Hay que tener claro lo que se quiere a la hora de hacer ejercicio. Saber si lo que quieres es adelgazar, tonificar o simplemente mantenerte en forma es el primer paso a seguir. No pretendas conseguir este objetivo en un mes. Calcula que en unos seis meses podrás conseguir lo que pretendes. Así que sigue con el siguiente paso. 

Tómatelo con calma

No empieces donde lo dejaste. Debes ir poco a poco acostumbrando de nuevo a tu cuerpo para que vaya haciéndose a la idea. Esto también te sirve si estás empezando por primera vez en el gimnasio. En la semana 1, lo mejor es dar unas clases de yoga o de pilates la primera semana. Con dos sesiones es suficiente y cada semana añadir un día más a la rutina paulatina. La semana 2, lo mejor es seguir con esas clases de yoga y pilates y añadir una clase de zumba. O intercalar cinta de correr, andando a un paso ligero, con la elíptica. En la semana 3 te sentirás mucho mejor y podrás ir cinco días a la semana al gimnasio e ir intercalando las clases. Si lo tuyo es intentar perder peso, deberías hacer esto mismo antes de meterte en una clase de spinning por primera vez. Recuerda que cualquier entrenador de tu gimnasio podrá hacerte una tabla personalizada de ejercicios con tus necesidades.

Mujeres haciendo Yoga
Mujer atando los cordones

Lucha contra la pereza

La pereza es nuestro principal enemigo, por lo que debemos luchar contra ella y no dejes que te gane. El primer paso es vestirse y preparar la bolsa para el gimnasio. Es fácil, ponte la ropa, mete todo lo necesario en la bolsa y sal corriendo de casa. A mi me pasa mucho. A veces es mejor no pensarlo demasiado. 

Hazlo divertido

La mejor manera de que quieras ir al gimnasio es que sea algo divertido y no una pesadilla de la que quieras salir y no volver nunca. Haz el ejercicio que más te guste. Esto parece una tontería, pero si haces algo que te guste no tendrás problema en saltarte la rutina. A mí, por ejemplo, no me gustan las máquinas, así que compagino las clases de yoga y pilates con la elíptica. Probé spinning una vez y supe al segundo que no era para mi, así que no he vuelto a hacerlo. Si te gusta bailar lo tuyo es Zumba. Y si te gustan las pesas, te recomiendo Body Pump.  

Búscate a alguien

Si vas con alguien al gimnasio os ayudaréis mutuamente contra la pereza. Cuando una/o no quiera, el otro tirará de él. Y así podréis marcar objetivos juntos. Ya sea una amiga, una hermana o un compañero piensa en ello como en un club donde poder consultar dudas y poder buscar retos. 

Desayuno cereales y yogur

Recuerda seguir una dieta sana y equilibrada, al menos seis días a la semana, para acompañar con tus ejercicios. 

Author: Adriana Ruz

Comunicadora Audiovisual y Creadora de contenido de moda y belleza desde 2007. Co-fundadora y Editora de Latte & Closet.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *