Cómo diseñar tu tocador soñado

 

Tener un pequeño santuario y espacio para dedicarse a una misma puede ser una realidad con los tocadores tan inspiradores y variados que tenemos en el post de hoy: desde espacios integrados en grandes vestidores a opciones low-cost, pasando por pequeños rincones que seguro que tienen cabida en cualquier dormitorio o habitación. ¡Sigue leyendo y da con tu tocador soñado!

Imagen de la izquierda, Kate La Vie.

 

Si eres de las afortunadas que tiene un vestidor completo en casa, ¡enhorabuena! Seguro que ya tienes un espacio de tocador donde poder maquillarte y aplicarte tus productos de cuidado facial. Y si no te gusta maquillarte siempre puedes usar el tocador para colocar tus accesorios, perfumes, joyas y demás.

En la imagen de la derecha puedes ver el tocador de Andee Layne , un rincón precioso coronado por un gran mueble con almacenaje azul, un espejo redondo y una pared con vinilo de estampado de mármol.

Puedes visitar el post de Andee Layne aquí



Un gran espejo del estilo que más te guste, alguna bandeja donde poner tu joyería más usada, tus productos "de culto" y un jarrón con flores naturales harán el resto.

Si tienes bastante espacio, lo ideal es tener el tocador en una habitación propia o al lado del vestidor. Si este es tu caso podrás optar por usar un mueble con bastante capacidad y una banqueta algo más grande que el clásico taburete. 

Este modelo de la imagen de la derecha nos encanta por su gran amplitud y especialmente por su espejo, lo bastante grande como para poder verse bien. Las flores frescas y los detalles personales como libros bonitos, una bandeja con perfumes y un pequeño plato donde poner las joyas que más usas harán el resto.

A la derecha, imagen de Pinterest

¿Tienes poco espacio pero no quieres renunciar a tu pequeño espacio para maquillarte cada mañana? La solución es optar por un tocador pequeño y usarlo como mesita de noche, pudiendo prescindir de ella y haciendo las veces de mesita y tocador. 

Se trata de una idea muy útil para aquellas que no tienen mucho sitio en casa. Además, si pones un espejo grande como el de la imagen de la izquierda darás mucha amplitud a la habitación.

A la izquierda, imagen de Money can buy lipstick.

No todos los tocadores tienen que ser blancos, los modelos en diferentes paletas de colores están a la orden del día, y si no encuentras el tuyo, siempre puedes pintarlo con chalk paint.

El modelo de la derecha en tono mint y con un diseño nórdico nos encanta. Para completar el look, se ha añadido un espejo redondo en madera y complementos acrílícos para guardar el maquillaje. El taburete con detalle de pelo da el toque sofisticado para que la estancia no quedara demasiado escandinava.

Imagen de Kate La Vie

El tocador Malm es uno de los más vendidos de Ikea y del mundo y no nos extraña: tiene bastante capacidad, una línea sencilla que encaja en diferentes estilos de decoración y es económico, solo cuesta 59 euros. ¿Qué más se puede pedir?

En esta habitación nos parece que encaja a la perfección combinado con un espejo vintage en dorado, organizadores de MUJI acrílicos, una planta que aporta el toque “verde” y una silla nórdica en madera.

Sencillo y armonioso, de Kate La Vie.

Si lo quieres todavía más económico y sencillo puedes optar por poner una balda coronada con un espejo y una silla y, ¡lo tienes!

Nos encanta como Iria de Rocco en mi sofá ha combinado la balda blanca con detalles de organización, espejo y silla en negro, además de una lámpara negra preciosa.

Se trata de un estilo fácil de recrear y que además se puede “customizar” hacia unos estilos u otros dependiendo de los accesorios.

Puedes leer el post de Iria pinchando aquí.

Compra online nuestros favoritos para tu tocador soñado

Author: Paloma Cárdenas

Diseñadora Gráfica, Creadora de contenido y Maquilladora. Co-fundadora y Editora de Latte & Closet.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *